Colectivo de Intervención Fotográfica

Palestina y los ddhh
Roger Waters

Roger Waters dio una charla en la sede del PIT-CNT, organizada por la Coordinación por Palestina, sobre los derechos humanos en ese país y el boicot al que convocan organizaciones en todo el mundo contra la ocupación de Israel a tierras palestinas.

Fotografías por Entre, rebelArte
Licencia: Creative Commons

Escribe: Entre (www.entre.uy)

Hablando de boicot cultural, el evento iba a suceder en El Galpón, y fue cambiado de sede por razones que no quedaron claras, pero son evidentes y nos hacen preguntarnos qué queda de aquella resistencia cultural. Finalmente, tuvo lugar en la sede del Pit-Cnt, lo que terminó siendo simbólico por razones diferentes y parecidas. Pensábamos en la expresión de tanto rockero despolitizado al ver la yuxtaposición entre su leyenda y los símbolos del movimiento obrero uruguayo. Roger Waters, de visita en Montevideo para un megaconcierto en el Estadio Centenario, también destacó que su charla sucediera en un local sindical, y la importancia de resistir los ataques neoliberales contra ese movimiento.

La charla fue organizada por la Coordinación por Palestina para hablar de lo que sucede allí, y en particular sobre el movimiento BDS (Boicot, desinversión, sanciones), del que Waters participa y que se dedica a reclamar contra los abusos israelíes a los derechos humanos de los palestinos. En particular, nos juntamos para que haya más conciencia sobre la necesidad de boicotear culturalmente a un país que se presenta como una democracia pero se parece más a un apartheid. Por eso, Waters prefirió saltearse la discusión sobre si un artista debe involucrarse o no en política, y hablar de lo que pasa en el mundo, lo que para él es obvio y no merece más discusión.

Fue un llamado a que les musiques, cineastas, intelectuales y artistas en general a que se informen y dejen de ir a Israel a presentar sus trabajos. El boicot cultural es incómodo. Pero la complicidad y legitimación de Israel por parte de exponentes célebres de la cultura a nivel internacional solo colabora con el encubrimiento de las violaciones israelíes a los derechos humanos.

Por su compromiso con esta causa, Waters fue acusado de antisemita. Estas acusaciones son usadas sistemática y cínicamente para silenciar a las críticas a la política israelí, como si Israel fuera sinónimo de judaísmo. Las injusticias cometidas contra los judíos no pueden justificar la limpieza étnica que está sucediendo en Palestina, que no es es ni fue nunca “una tierra sin un pueblo para un pueblo sin una tierra”. Pero no es necesario para entender el reclamo palestino tener una fina noción de la historia de esos pueblos y su conflicto, tan solo reclamar el cumplimiento de los derechos de quienes habitan esas tierras, y de todas las personas.

Es problemático que tenga que venir alguien del norte a decirnos o hacernos pensar en estos temas cuando desde Uruguay se está militando (también desde la cultura) hace tantos años por Palestina. Pero más que culpar a Roger está bueno que esto nos haga pensar en qué anda ocupado nuestro campo cultural, qué hay detrás de la actitud autocolonizadora de los temas o personajes que ignoramos o de los que nos llaman la atención, y cómo podemos reactivar la potencia activista que históricamente tuvo el arte en nuestro contexto pero que en el presente parece que ya no.

Cuando le preguntaron cómo cambió su vida por involucrarse en asuntos políticos, habló del humanismo de su madre, y su aprendizaje de que una vez que empezás a preocuparte por otres, eso se transforma en una fuerza imposible de detener.

Publicado el 5 de noviembre de 2018
Etiquetas: , , ,

Hospedado en:

ourproject.org

Bajo licencias:

Creative Commons

Desarrollado con:

SPIP 3.2.1