Colectivo de Intervención Fotográfica

Movilización en Montevideo, Uruguay
No al G20

Diversas organizaciones sociales y políticas nucleadas en la Coordinadora Anti G-20 de Uruguay convocaron en Montevideo a una movilización. Esta cumbre la vivimos mas de cerca, no solo por la proximidad geográfica de su sede este año, sino porque el gobierno uruguayo decidió recibir a más de 400 militares y civiles estadounidenses, en otra de sus manifestaciones de botija pro-yanqui.

Fotografías por rebelArte
Licencia: Creative Commons

En Buenos Aires se reunieron les gobernantes de los veinte países mas poderosos del mundo. Esas personas que se juntan cada un par de años en ciudades repletas de policías y bardo, mientras preparan las nuevas políticas ambientales, laborales, económicas, militares, alimenticias que nos van a sojuzgar, esclavizar, controlar y envenenar. En realidad dicen que lo que se acuerda es más bien poco, y hay mucho más de espectáculo, eso en lo que han transformado la política. En medio de una ciudad sitiada por las fuerzas represivas, miles de personas salieron a las calles de Buenos Aires a repudiar al G20.

En Uruguay la vimos desde la tele, pero esta vez nos tocó más de cerca. Porque estamos a unos pocos kilómetros de la reunión, y porque el gobierno uruguayo decidió recibir a más de 400 militares y civiles estadounidenses, en otra de sus manifestaciones de botija pro-yanqui. Diversas organizaciones sociales y políticas nucleadas en la Coordinadora Anti G-20 de Uruguay, convocaron a varias actividades en repudio a la reunión. Entre esas actividades el 30 de noviembre se realizó una marcha de la que participaron por lo menos 1500 personas (15 veces más de las “100” personas que dice El País que fueron a la movilización). De la Coordinadora participaron colectivos de distinto tipo: ambientales, culturales, de medios independientes, de ddhh, ambientalistas, anarquistas y organizaciones políticas.

A las 18hs. la Plaza Libertad se empezó a llenar de gente. Se leyeron proclamas de varias organizaciones y a las 19 se cortó la calle y se partió rumbo a la primer parada, el Consulado de Argentina. Luego de la pasada por el Consulado de Argentina, pasó lo único que viste en los canales y los portales de noticias: la tirada de vallas que cortaban el paso al Consulado, el forcejeo con les periodistas y camarógrafes de canales de televisión, y el graffiteo a la cámara de uno de los camarógrafos. La marcha siguió rumbo a la Embajada de Francia, último punto del trayecto previsto. Durante el recorrido de la marcha un grupo de militantes graffiteaba instituciones públicas y locales privadas, al llegar a la Embajada francesa se continuaron los graffitis, las bombas de estruendo y la rotura de vidrios del edificio.

Mientras algunes militantes atacaban la Embajada, la marcha continuó su rumbo y se dirigió a Plaza Libertad para desconcentrar. Apareció la policía con chanchitas de la Republicana detrás de la movilización con las sirenas amenazantes. La tensión fue in crescendo. Al llegar a Plaza Libertad la policía pisaba los talones de la movilización, se decidió seguir aunque varios grupos de personas se desmovilizaron en ese momento. En la Intendencia el operativo represivo se amplió y se sumaron más camionetas de los GEO y la Republicana, motos y patrulleros. Algunes seguimos hasta la Facultad de Ciencias Sociales, la policía hizo un cerco cortando el tránsito y los alrededores.

El centro de la ciudad se transformó en zona sitiada. Por todas partes sirenas, patrulleros, camionetas, chanchitas y miliques con armas largas y escudos. Nos juntamos varies y nos fuimos, perseguides, tenses, mirando para los costados, sospechando, acompasando el paso de les que venían más atrás. No es paranoía, en estos últimos casi quince años que cubrimos las luchas de organizaciones sociales y populares, han sido varias las veces que las marchas terminan o empiezan con cacería policial.

...

¿Se acuerdan de la represión en el CODICEN en 2015?, ¿y la detención de doce militantes antes de la Marcha del Filtro en 2013?, ¿y las denuncias de golpizas, desnudamientos y amenazas en esas detenciones?, ¿y la del 14 de agosto de 2013 con su posterior cacería a dos militantes y el balazo de goma en el ojo de una fotoperiodista ?, ¿y la represión con tanquetas atravesando la Plaza del Entrevero en la marcha contra las razias en 2011?, ¿y la represión a jóvenes anarquistas el 1 de mayo de 2009?, ¿y los palos a Fogoneros en 2007? ¿No se acuerdan?, nosotres también nos estamos olvidando de varias.

Son muchas preguntas. Cuando pasan estas cosas, después de bajada la tensión, entre nosotres nos hacemos muchas preguntas que no nos llegamos a responder del todo. ¿Las decisiones colectivas de los criterios de una movilización están por encima de la libertad de acción individual?, ¿cómo cuidamos a les otres y a nosotres en las movilizaciones?. La prensa es artífice de muchas mentiras, construcción de sentidos y subjetividades reaccionarias. Tiene sus propios criterios políticos para elegir a que movilizaciones envia a sus trabajdorxs y cuando no. Eso es lo que hacemos los medios alternativos desde siempre, nos movemos en función de criterios políticos, pero la diferencia es que los explicitamos, no los disfrazamos con un discurso de objetividad ni de verdad. Lo sabemos: hay otra cacería que es mediática. ¿Pero es a sus trabajadorxs a quienes debemos increpar?

¿A nadie más le alarma ver el centro repleto de miliques?, ¿no les dan asco las chanchitas con sirenas de la policía?, ¿a nadie más le da miedo el juego de intimidación sacando sus juguetes que pagamos todes para que veamos que los tienen y que los van a usar cuando elles tomen la decisión de hacerlo?, ¿algune otre piensa en la violencia estatal, la simbólica y la que no?, ¿no estallaron de bronca cuando se enteraron que el preso muerto lo había matado la policía mientras el Ministerio del Interior decía que fue un ajuste de cuentas?, ¿no publicaste nada llene de indignación cuando murieron los presos de Rocha incinerados por el estado?, ¿les preocupa más la rotura de vidrios de un edificio que los herides por la represión?, ¿les jode más el daño a la propiedad que el daño a nuestres cuerpes?, ¿es por el daño al patrimonio que se preocupan mientras nos llenan los ojos de publicidad machista incitando a comprarlo todo?. ¿Seguridad? discutamos sobre seguridad pero pongamoslo todo en cuestión.

Publicado el 1ro de diciembre de 2018
Etiquetas: , ,

Hospedado en:

ourproject.org

Bajo licencias:

Creative Commons

Desarrollado con:

SPIP 3.2.1